IMP Colina Una iglesia que crece en proposito de Dios - Iglesia Metodista Pentecostal

Convención Juvenil "¿Quién Soy?"

Convención Juvenil "¿Quién Soy?"


El ministerio Juvenil es un organismo dentro de la Iglesia Metodista Pentecostal de Chile que tiene como fin poder establecer relaciones coyunturales entre las iglesias con el fin de tener un crecimiento Bíblico y sistemático dentro de los jóvenes de la organización. En este sentido, el Ministerio Juvenil (MINJU) se expande a lo largo de nuestro país, separándose por sectores geográficos, donde está desde el Sector 1 (Arica) hasta el sector 17 (Patagonia y Aysén). IMP Colina pertenece al Sector Nº5 que comprende mayoritariamente a Iglesias de la región metropolitana de Santiago. El sector Nº5 comprende alrededor de 16 Iglesias que participan activamente en sus iglesias locales como también en las actividades especiales que se realizan dentro de dicho sector. En esta razón nacen las convenciones juveniles, las cuales se realizan 2 veces al año donde cada Ministerio Juvenil de cada sector se organiza con el fin de que todos los jóvenes integrantes de las iglesias del sector puedan participar en un día que está orientado a la adoración y búsqueda de Cristo a través de Su Palabra.

Este año la primera convención juvenil del Ministerio Juvenil en el Sector 5 estuvo a cargo de nuestra Iglesia, donde pudimos recibir a más de 150 chicos de las distintas Iglesias que componen nuestro sector.

Este congreso llamado “¿Quién Soy?” tuvo lugar en el liceo Desiree de nuestra comuna. El lema del evento tenía como fin poder poner sobre la mesa los puntos esenciales de la identidad que debe de tener un Cristiano en su vida diaria. Para esto se llevaron a cabo diferentes mecanismos en los cuales el tema de la identidad tuvo el rol principal.

Comenzando la jornada con la participación musical de algunos chicos de las distintas iglesias del Sector 5, se dio lugar a una plenaria expuesta por Israel Carrasco y Miguel González, de IMP Abrazo de Maipú e IMP Los Vilos respectivamente.

Posterior a esto se dio lugar a talleres que tenían como objetivo tratar el tema de la identidad Cristiana en base a la opinión de los chicos que participaban en cada uno de los talleres. La dinámica consistía en recoger los diferentes puntos de vista y contrarrestarlos con la mirada Bíblica de la identidad Cristiana en la vida del creyente. Es por esto que muchos de los talleres incluso se excedieron en el tiempo debido a la gran participación de los chicos que participaban con demasiado entusiasmo.