ministerio de adoración

Por la gracia de Dios contamos con un equipo de adoración que ha orientado la alabanza congregacional a conceptos bíblicos y teológicos sanos, entendemos que hemos sido llamados para glorificar a Dios.

ISAÍAS 43:7

Todos los llamados de mi nombre; para gloria mía los he creado, los formé y los hice.

Nuestros cantos son Cristocéntricos, con una teología sana y tienen conceptos doctrinales según.

COLOSENSES 3:16

“La palabra de Cristo more en abundancia en vosotros, enseñándoos y exhortándoos unos a otros en toda sabiduría, cantando con gracia en vuestros corazones al Señor con salmos e himnos y cánticos espirituales”.

entendemos que nuestra adoración es primeramente para bendecir a Dios, enseñar, alentar y amonestar a aquellos que cantan. (De una forma didáctica) y dar testimonio a los incrédulos que escuchan y así puedan también obtener el mensaje de la cruz.

Entendemos que la adoración nace en el corazón de su creación, sólo al entender quién es ese Dios y la atribución de gloria que Él merece, nuestros ojos pueden ser abiertos gracias al entendimiento de su Evangelio (Por pura gracia) y hoy, entendiendo la realidad del valor infinito de Dios, podemos responder al valor que sabemos que Él tiene. Es por eso que adoramos a Dios, no porque lo hubiésemos decidido hacer, más bien porque Él nos amo primero.

1 JUAN 4:19.

“Nosotros le amamos a él, porque él nos amó primero”.

SALMO 96.